Mediodía Premium Apartments

Mediodía Premium Apartments en Plan es un edificio de apartamentos.
Tras una costosa rehabilitación de toda la planta superior y la cubierta del edificio, todo ello bajo el criterio Passivhaus, la construcción de un módulo anexo al hotel para albergar un ascensor y la realización de una nueva escalera comunicando todas las plantas del hotel, comenzó nuestro trabajo.
Proyectando tres Premium Apartments transformamos el espacio por completo.
Destaca el Cubo-Mirador de cristal que en cada uno de los apartamentos hace que conecte el interior con el exterior, permitiendo disfrutar de unas preciosas vistas y que al mismo tiempo llenan de luz la estancia.
Espacios abuhardillados donde se salva el desnivel del techo con una distribución muy cuidada de los elementos y soluciones a medida, donde todos los espacios están aprovechados al máximo.

Los materiales son respuestas simples a las necesidades de cada espacio.
Los clientes buscaban durabilidad y fácil mantenimiento de los espacios sin perder la estética. Para ello, se emplean materiales para revestimientos y pavimentos como microcemento, resinas, bolon y porcelánico.
El microcemento permite crear superficies continuas, incluso para las encimeras del baño. La estética fría y seca de este material se combina con elementos más nobles y tradicionales como la madera (con acabado decapado de las vigas vistas) y texturas como la del bolon (que encontramos en el pavimento de las zonas comunes) además del mobiliario de estilo nórdico. Se trata de generar sutiles contrastes, consiguiendo un resultado elegante y acogedor, que al mismo tiempo destaque por la sencillez y la naturalidad.
Un espacio lleno de armonía en el que todos los elementos están perfectamente integrados. Lo que más nos gusta del resultado es haber conseguido que los espacios interiores y el entorno exterior convivan, que ambos se potencien entre sí, y ninguno fagocite al otro.

Un espacio lleno de armonía en el que todos los elementos están perfectamente integrados. Lo que más nos gusta del resultado es haber conseguido que los espacios interiores y el entorno exterior convivan, que ambos se potencien entre sí, y ninguno fagocite al otro.